2027 sería el año de apertura para hotel espacial


Hubo algunas demoras debido a la pandemia provocada por el coronavirus, pero se espera que la construcción del hotel espacial inicie en el 2026. Así que hospedarse en el espacio podría ser una realidad para el 2027, explicó en una entrevista el expiloto y director de la empresa de construcción Orbital Assembly Corporation, John Blincow. «Estamos intentando hacer que el público se dé cuenta de que esta era dorada de los viajes espaciales está a la vuelta de la esquina. Está llegando. Está llegando de prisa», enfatizó el director.

Con otro nombre, pero con el mismo contenido: ¿cómo se ha desarrollado el proyecto? En el 2019 la compañía estadounidense Gateway Foundation reveló sus planes para construir un hotel estilo crucero, denominado en aquel entonces Estación Von Braun, que en un futuro próximo podría flotar sobre la atmósfera terrestre. Según el diseño, estaba compuesto por 24 módulos conectados por huecos de ascensor que forman una rueda giratoria que orbita la Tierra.

Dentro de varios años esta iniciativa pasó a manos de Orbital Assembly Corporation, que decidió cambiar el nombre de este hotel. Ahora se denomina Voyager Station. Inicialmente, fue llamado en honor de Wernher von Braun, un ingeniero aeroespacial alemán-estadounidense que fue pionero en la tecnología de cohetes. Mientras Von Braun residía en Alemania, participó en el programa nazi de desarrollo de cohetes, por lo que darle su nombre al proyecto fue una elección controvertida. Esta fue en parte la razón por la que fue cambiado.

«La estación no se trata realmente de él. Se basa en su diseño y nos gustan sus contribuciones a la ciencia y el espacio», enfatizó Blincow. «Pero la Voyager Station es mucho más que eso. Es el material en el futuro. Y queremos un nombre que no tenga esos elementos asociados», argumentó. Según algunas representaciones sobre la Voyager Station, su interior no se diferenciaría mucho del de un hotel de lujo terrestre, excepto el hecho de que tendría vistas muy especiales que nunca encontrarás en la Tierra.

Cuando Orbital Assembly Corporation presentó los primeros diseños hace un par de años, su arquitecto senior Tim Alatorre le explicó a CNN Travel que la estética del hotel era una respuesta directa a la película de Stanley Kubrick 2001: A Space Odyssey, a la que calificó de «casi un plan de lo que no se debe hacer». El objetivo de Kubrick era destacar la división entre lo tecnológico y lo humano, por lo que sus estaciones y naves eran muy estériles, limpias y raras, señaló Alatorre. Su equipo, en cambio, piensa llevar un trozo de tierra al espacio para que los invitados que se alojen en el espacio puedan disfrutar de confortables suites, duchas normales y elegantes bares y restaurantes.

Al mismo tiempo, el hotel no se olvidará de la novedad del hecho de estar en el espacio. Por ejemplo, la empresa tiene previsto servir en el restaurante del hotel comida espacial tradicional, como helado liofilizado. Además, los huéspedes podrían encontrar actividades recreativas distintas de las normales que se realizan en la Tierra, expuso el arquitecto de diseño senior. «Debido a la ingravidez y la gravedad reducida, podrás saltar más alto, podrás levantar cosas, podrás correr de maneras que no puedes en la Tierra», reveló Alatorre.

La rueda giratoria funcionaría para crear una gravedad simulada, comentó Alatorre. La estación giraría empujando su contenido hacia el perímetro, de la misma manera que se puede hacer girar un balde de agua sin regarla, explicó. Cerca del centro de la estación no hay gravedad artificial, pero a medida que avanza por el exterior de la misma, la sensación de gravedad aumenta, contó el arquitecto.

Actualmente, hay varias empresas que intentan hacer realidad el turismo espacial, entre ellas están Virgin Galactic y SpaceX de Elon Musk. El sistema StarShip de esta última podría ayudar a despegar la Voyager Station, expuso Orbital Assembly Corporation. «No podemos llamar a SpaceX nuestro socio, pero en el futuro esperamos trabajar con ellos», detalló su director en un evento de promoción de su compañía. De momento, el hotel espacial no ha anunciado las tarifas de sus habitaciones, pero se estima que tendrán un precio bastante alto. A su vez, el equipo de la Voyager Station no descartó que eventualmente una estadía en el espacio sea equivalente a «un viaje en un crucero o un viaje a Disneyland».

El siguiente paso para hacer despegar la Voyager Station es atraer a más inversores y continuar con las pruebas en el terreno. En el 2019 el arquitecto de diseño senior de Orbital Assembly Corporation expresó que el objetivo final de este proyecto es «crear una cultura de naves estelares en la que las personas vayan al espacio, vivan en el espacio, trabajen en el espacio y quieran estar en el espacio». «Y creemos que hay una demanda para eso», enfatizó.

A %d blogueros les gusta esto: