Museos ponen a la venta sus obras para paliar situación económica


Duramente golpeados por la pandemia, los museos estadounidenses pueden ahora vender sus obras de arte para compensar sus pérdidas. Algunos quieren aprovechar esta oportunidad para renovar o diversificar su colección, pero otros temen que esto afecte su acervo.

Antes de la pandemia, la venta de obras de arte por parte de los museos -una práctica conocida como ‘alienación’- solo podía llevarse a cabo para comprar nuevas pinturas, esculturas u otros objetos artísticos. Pero en 2020 la Asociación estadounidense de directores de museos de arte (AAMD) levantó esa prohibición y autorizó por dos años la venta de obras de arte para equilibrar los presupuestos.

El Museo de Brooklyn, ya en dificultades económicas antes de la pandemia, puso en venta 12 obras, entre ellas un Monet y dos Dubuffet, con el objetivo de crear un fondo de mantenimiento de su colección. En febrero de 2021, el director del Museo Metropolitano de Nueva York, Max Hollein, anunció que utilizaría este año las sumas obtenidas de la venta de obras para gastos de restauración de su colección.

Pero la venta de las obras de arte por parte de los museos es un tema polémico. «Es muy preocupante que las obras colgadas de la pared se transforman en activos financieros», estimó también la abogada Laurence Eisenstein, que recientemente dirigió una rebelión contra los responsables del Museo de Arte de Baltimore. Este museo quería vender tres obras de su colección, entre ellos un Warhol, estimados en 65 millones de dólares. La mayoría de los museos se niegan a vender piezas importantes de su colección.

El Museo Metropolitano vende sobre todo objetos de los cuales ya posee varios ejemplares u obras de artistas «de los cuales ya tenemos decenas de trabajos del mismo periodo», explicó un vocero. Pero otros menos conocidos dieron el paso. Everson, un museo de Syracuse, en el estado de Nueva York, vendió en octubre un Pollock que había recibido en donación por 12 millones de dólares, lo cual desencadenó la ira de muchos.

A %d blogueros les gusta esto: