Alemania explica casos de trombosis en vacunados con Astrazeneca


Una investigación conjunta llevada a cabo entre científicos europeos, el Instituto Paul Ehlrich y el investigador alemán Andreas Greinacher encontró la causa probable que explicaría por qué un número extremadamente reducido de personas experimenta trombosis tras recibir una dosis de la vacuna de AstraZeneca, según informó el portal español 20 Minutos. 

Según informa en una nota la facultad de Medicina de la Universidad de Greifswald -a la que pertenece Greinacher- el equipo examinó muestras de sangre de pacientes afectados por trombos tras vacunarse con esta fórmula y descubrió que, en muy raras ocasiones, la inoculación produce anticuerpos en la sangre que activan las plaquetas, que acaban formando trombos. Esto explicaría por qué en todos los casos de trombosis de los senos venosos descritos en Alemania (13 para un total de 1,6 millones de vacunados) vienen acompañados de una bajada en el recuento de plaquetas en sangre.

Lo que ha ocurrido en estos casos se parece mucho a un trastorno denominado trombocitocemia inducida por heparina, donde también disminuyen drásticamente los niveles de plaquetas en sangre entre 5 y 14 días de iniciar tratamiento con heparina (un compuesto anticoagulante inyectable), al igual que se ha observado en los casos sospechosos de AstraZeneca. La solución a los trombos pasaría por inyectar altas dosis de inmunoglobulina por vía intravenosa.

Los hallazgos de Greinacher y compañía ya han sido comunicados a la Sociedad de Investigación para la Trombosis y la Hemostasis alemana, que ha actualizado sus directrices para tratar estos sucesos. De esta forma, dicha sociedad médica advierte de que, aunque esta explicación «no excluye la posibilidad de que las trombosis tras la vacunación tengan otras causas», los efectos secundarios habituales como son síntomas similares a la gripe, dolor articular y muscular que aparecen entre uno y dos días después de recibir el pinchazo no deben preocupar a los pacientes.

En cambio, sí deben hacerlo otros como son mareos, dolor de cabeza, alteraciones visuales, dificultad para respirar o dolor en brazos y piernas que persistan durante más de tres días. En esos casos se debe acudir al médico para recibir un diagnóstico.

A %d blogueros les gusta esto: