Aniversario: Ocho años de la aprobación de Ley de Matrimonio Igualitario


Este 10 de abril se cumple un nuevo aniversario de la Ley de Matrimonio Igualitario – es el octavo ya que fue aprobada en 2013 – que colocó a Uruguay como el duodécimo país del mundo en permitir la unión civil entre personas del mismo sexo, y el segundo en Latinoamérica -tres años después de que lo hizo Argentina-, marcó un antes y un después en la lucha por la garantía de derechos para esa población.

Entre 2005 y 2009 se dieron avances que diferenciaron a Uruguay en la región, ya que, luego de aprobar el concubinato en 2008, el país fue el primero latinoamericano en permitir la adopción a parejas LGBT, Las parejas formadas por personas del mismo sexo pudieron, como cualquier otra, unirse en matrimonio, con todas las consideraciones legales que eso implica.

La autorización de la unión concubinaria ya estaba determinada por la ley 18.246, y se le agregó, tras el debate en el Congreso, la ley 19.075 que permite el casamiento entre personas del mismo sexo. De esa manera, iguala a las parejas homosexuales con las heterosexuales en materia de derechos conyugales.

Tal como la mayoría de los países de la región, los requisitos son: ser mayor de edad y contar con cuatro padrinos, también mayores de edad. De haber estado casados anteriormente, se debe contar con el acta de divorcio ya finalizado, ya que en el caso contrario, la persona todavía no puede contraer nuevamente matrimonio. 

Un aspecto relevante que incorpora la ley, además de ser un avance en materia de derechos humanos, es que las obligaciones y derechos para con los hijos que pudiesen surgir de la pareja son los mismos para ambos miembros del matrimonio, independientemente de quien los hubiese gestado, en el caso de que así haya sido. También, y para poder incluir término más igualitario, se deja de hablar de “marido y mujer”, y se incorporan las expresiones de “contrayentes”, “esposos” o “progenitores”.

A %d blogueros les gusta esto: