Baby: protocolo con sanciones ante incumplimientos en el retorno


Días atrás la Organización Nacional del Fútbol Infantil emitió un comunicado que textualmente informa que continuará «con la suspensión de toda la actividad deportiva de nuestras afiliadas hasta el día 16 de mayo del corriente, inclusive», en consonancia con las medidas tomadas por el gobierno nacional al respecto del deporte amateur que naturalmente alcanza a la actividad de los más chicos.

Pese a lo circunstancial del momento, ONFI tiene prevista actividad para el 2021, ya realizó y tiene aprobado un protocolo con innovaciones con respecto a lo sucedido en el 2020, donde uno de los cambios es la posibilidad de sancionar a los clubes que incumplan con el mismo.

A propósito del tema charló el presidente de la Organización dijo: «Estamos todos muy ansiosos, los grandes y sobre todos los más chicos, creo que pronto vamos a estar en actividad de la mano con la presencialidad en la educación, de forma paralela y al mismo ritmo. Es permanente la consulta desde todas las ligas para ver cual es la situación, las inquietudes dependen del lugar geográfico en el que estén ubicados, a veces son diferentes si están más cerca o más lejos en Montevideo, quizás tengamos que ir habilitando por departamento dependiendo de la situación. El segundo fin de semana quedaban todas las ligas habilitadas pero justo se dio la suspensión». 

Uno de los aspectos que se buscará ajustar es la presencia de adultos en los terrenos de juego: «El año pasado hubo mucha participación de los padres, y eso generaba movilidad. Este año el protocolo para los niños va a ser igual pero el de los padres va a ser mucho más exigente, sobre todo con respecto a la participación de los padres que se va a intentar evitar lo máximo posible. En el 2020 el protocolo decía que en casos excepcionales se podían quedar los padres acompañando a los chicos, tanto en entrenamientos como partidos, que se dejara todo el componente social que es importante y hace a la actividad pero no se puede realizar. Lo que era una excepción terminó siendo norma, todos los niños iban con un mayor, y al final terminaban habiendo padres correspondientes a tres categorías a la misma vez en una cancha. Lo que podían ser 30 familiares como casos excepcional terminaban siendo 100, el sentido común de la excepcionalidad se va a mantener pero con siendo mucho más estrictos y exigentes. Se controlará el tiempo entre partidos, la salida rápida de las familias del juego anterior y el posterior ingreso, y el número de personas presentes». 

«Se incorporan sanciones, que el año pasado no había, no se nos pasaba por la cabeza en el 2020 tener que sancionar para que la gente cuide su salud. Era lo último que nos imaginábamos cuando hicimos el protocolo, pero hay adultos que priorizan ganar un partido a cuidar los aspectos sanitarios. Sabemos que en algunos lugares se nos escapó la tortuga, por eso se incorporan sanciones a los clubes organizadores en caso de que se constaten violaciones al protocolo. Quienes tienen la potestad de sancionar son los dirigentes de liga, que son la extensión de ONFI en el territorio, el presidente de la liga u otra autoridad le podrá decir a los padres que si no cumplen se vienen sanciones que comienzan en amonestaciones y terminan en prohibición de ejercer la localía. Es una ventaja y respaldo para los clubes y autoridades, pueden poner a ONFI por delante, que exigimos el cumplimiento del protocolo con sanciones previstas si no lo hacen». 

A %d blogueros les gusta esto: