Cárcel de Flores cerrada por no cumplir requisitos de rehabilitación


El ministro del Interior, Luis Alberto Heber, concretó este viernes el cierre de la cárcel de Flores (la Unidad Penitenciaria 25, en Trinidad), ubicada junto al edificio de la Jefatura Departamental de Policía en el centro de la ciudad. El Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) había solicitado la clausura.

El secretario de Estado argumentó que el centro de reclusión «no cumplía con los requisitos de rehabilitación dispuestos en el Plan de Dignidad Carcelaria». Esta es la hoja de ruta diseñada por el fallecido exministro del Interior, Jorge Larrañaga, para guiar la gestión de las cárceles en este período de gobierno (2020-2025).

«Establece que las personas se tienen que rehabilitar por medio del trabajo, estudio, cultura, deporte, recreación. Para esto tienen que tener la infraestructura necesaria. Esta jefatura data de 1840, 1850, con una infraestructura acorde a su época, que hoy quedó obsoleta y no permite realizar ningún trabajo de trata y tratamiento», explicó en rueda de prensa el director del INR, Luis Mendoza.

Los nueve internos de la Cárcel de Flores fueron trasladados a un centro penitenciario en Florida, mientras que los nuevos ingresos en principio serán derivados a Durazno.

Por otra parte, Heber recordó en rueda de prensa que se trasladarán las cárceles ubicadas en la plaza principal de algunas capitales departamentales como Tacuarembó, Artigas y Treinta y Tres. El ministro también se reunió con el intendente Fernando Echeverría y los integrantes del Comando de la Jefatura de Policía de Flores para dialogar sobre la política de seguridad local.

A %d blogueros les gusta esto: