Casos reportados fuera de fecha: estaría pronta la solución


Desde hace algunos días, el Sistema Nacional de Emergencias viene reportando los casos nuevos de COVID-19 de la jornada más otros casos nuevos reportados fuera de fecha. Esto hacía que el conteo real se dificulte y que el porcentaje de positividad sea irreal porque no era la cifra exacta de los casos nuevos en esa jornada.

Este miércoles el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, y el ministro de salud explicaron en conferencia de prensa a qué se debió ese error. En primer lugar, Lacalle dijo que el gobierno trató de dar la información «más clara y transparente» que tenga a su alcance, pero que eso no está exento de errores. «Cuando se ha cometido un error se ha tratado de analizar la razón del error, enmendarlo y compartir cómo ha sido hecho esa enmienda y qué resultado tenemos», indicó el mandatario.

En ese sentido, agregó que actualmente tienen información «genuina y veraz» con respecto a los test positivos y con respecto a los fallecimientos. Eso se debe -explicó- a que un conjunto de ingenieros detectó en la informática por qué se filtran algunos casos y otros no. «Ustedes han tenido la totalidad de los casos, a veces no en la fecha en que sucedieron. Tenemos confianza en que esta restricción que encontramos va a ser que la prensa y la opinión pública tenga exactamente, o lo más cercano a lo exacto, los casos del día y los fallecimientos de ese mismo día», indicó, y continuó con su discurso.

En la ronda de preguntas, la periodista de Brecha hizo una consulta en referencia a los dichos del director del Hospital de Tacuarembó, Ciro Ferreira, sobre que se reportaban treinta casos diarios y luego, en el boletín del Sinae, se reportaban 12 o 13. El titular de Salud Pública tomó la palabra, detalló que no conocía los dichos de Ferreira y procedió a explicar en detalle.

El secretario de estado aseguró que el MSP recibía todos los casos positivos de COVID-19 de diferentes fuentes (laboratorios, prestadores y de la historia clínica nacional). Esos datos se «compaginaban» en un Excel y se los «tiraba» contra una base de datos general para asegurar que esos «casos nuevos» no estén repetidos. «Eso significaba tirar esa base Excel de 2.000 o 3.000 casos nuevos contra 125 mil y esperar una verificación», indicó, y explicó que eso generaba un «enlentecimiento» y una «demora» en la visibilidad de los casos.

«Ahora, esto se tira contra una menor cantidad de días y vuelve más rápido, el sistema no se cae y está chequeado. Por eso tenemos mucha confianza de que esta medida de corrección nos dé el ‘just in time’ de los casos positivos», explicó. Finalmente, Lacalle volvió a tomar la palabra y aseguró: «Reconocer un error y solucionarlo es parte de la comunicación del gobierno, las razones técnicas están explicadas. Lo que tiene que quedar claro es que nosotros jugamos a cartas vistas y no vendemos gato por libre».

«Decimos las verdad y damos toda la información. Cuando cometamos un error quédense que lo vamos a reconocer y nosotros somos servidores públicos que es arreglarlo para la opinión pública. Negarlo es soberbia», concluyó

A %d blogueros les gusta esto: