Ciencias denuncia robos en «cámaras-trampa» desde el 2011


Desde el año 2011 la Facultad de Ciencias comenzó a instalar cámaras-trampa para analizar, estudiar y monitorear especies nativas o exóticas en el interior del país y los científicos denuncian el robo de estos instrumentos con material valioso.

Desde el año 2011 se han perdido unos cuarenta dispositivos, lo que arrastra una pérdida de 15.000 días y noches de funcionamiento y más de 90.000 registros de especies. Actualmente hay unas 125 cámaras distribuidas en 12 departamentos.

Alexandra Cravino, bióloga e investigadora, explicó que las cámaras-trampa son una de las herramientas más utilizadas en estudio de monitoreo y conservación. Para la experta la gran preocupación detrás de los robos no es el dinero invertido en el equipo, sino la pérdida de información de la tarjeta de memoria.

Cravino contó que estos proyectos están “pensados en preguntas de investigación vinculadas a biodiversidad y conservación, que puede ser vinculadas a especies nativas o exóticas”.

A %d blogueros les gusta esto: