Comisión de Cámara de Representantes recibió a Fenapes por lo sucedido en San José


Según consigna La Diaria, José Olivera, secretario general de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes), planteó en la Comisión de Educación y Cultura de la Cámara de Representantes (que recibió este miércoles a delegaciones de los sindicatos docentes) que se trata de una acción de persecución política y que las autoridades violan el artículo 57 de la Constitución de la República, que habla del derecho a la sindicalización. 

El diputado del Partido Colorado Felipe Schipani salió al cruce de Olivera y consideró que en realidad se violó el artículo 58 de la carta magna, que prohíbe el proselitismo en los lugares de trabajo por parte de los funcionarios públicos. Schipani considera que también se incumplió el estatuto del funcionario docente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), que habla de que el proselitismo es causal de destitución.

Olivera contestó que cuando los trabajadores se tomaron la foto no había estudiantes en el liceo, por lo que la acción no puede ser definida como proselitista. Para Schipani, como esas fotos se difundieron en redes sociales, «seguramente muchos estudiantes vieron a sus docentes con esa proclama en los salones de clase a los que concurren», por lo que, «haya o no gente», la normativa establece que no se puede hacer proselitismo. En rueda de prensa posterior a la reunión, dijo que el sindicato apuesta a que se reviertan los sumarios a los docentes, «porque si no, se empieza a instalar un escenario de persecución y caza de brujas en todo el sistema educativo, que creíamos que eran prácticas que estaban desterradas». 

Desde el Frente Amplio, el diputado Sebastián Sabini entiende que «tiene que quedar claro cómo se procedió, y si hubo una decisión política o se hizo el seguimiento de un proceso normal, como dicen las autoridades». Sostiene que el caso le parece «extraño»: «Estaba archivado, se procede a desarchivar y rápidamente a realizar el sumario con una medida que puede ser cautelar pero en realidad es sancionatoria, porque si te retiran 50% del salario y no te dejan entrar a dar clase, por más que sea cautelar tiene un sentido sancionatorio». Señaló que las repercusiones de este caso impactaron negativamente en el inicio de clases, ya que Fenapes convocó un paro nacional el 1º de marzo, día del inicio de cursos: «En ese escenario sale una sanción de este tipo, de la que no hay antecedentes; es muy difícil encontrar que se sancione a 15 docentes de esa forma, no tengo recuerdo en los últimos 25 años. Evidentemente esa sanción iba a traer una reacción. Si no es algo premeditado, es una torpeza».

A %d blogueros les gusta esto: