Departamento de Genética de F. Med. explica como funciona vacuna Pfizer


En la presente jornada se inició la vacunación para los funcionarios de primera línea en la salud con la vacuna Pfizer, son 50.000 las dosis que han llegado al Uruguay, se espera para días posteriores un nuevo cargamento. A propósito del comienzo, el Departamento de Genética de la Facultad de Medicina generó en la red social Twitter un hilo en el que explica como funcionan las vacunas con ARN mensajero.

«Primero, ¿qué es el ARN mensajero? Todos los seres vivos tenemos instrucciones para ser como somos escritas en un manual llamado ADN (ácido desoxirribonucleico). En el ADN está la información para hacer proteínas, que cumplen todo tipo de funciones en la célula y en el organismo. El ADN vive dentro del núcleo celular, y las proteínas se sintetizan en el citoplasma, por lo que se precisa un intermediario que lleve el mensaje de un compartimiento al otro. Como su nombre lo indica, es el ARN mensajero quien se encarga de transportar esta información.

Entonces, ¿cómo funcionan las vacunas de ARNm? Como todas las vacunas, funcionan llevando una parte del agente patógeno que sea capaz de activar nuestro sistema inmune (SI), sin enfermarnos. ¿Qué es lo novedoso entonces? Es que en vez de llevar una proteína, o un patógeno inactivado, esta vacuna lleva las instrucciones (el ARNm) para hacer un fragmento de proteína viral. Este ARNm se encuentra con la maquinaria de síntesis de proteínas de nuestras células, que así generan el fragmento proteico. Este fragmento proteico le da información a nuestro SI para reconocer el patógeno real si llegara a aparecer, y evitarle la entrada a nuestro cuerpo. La mayor ventaja de este tipo de tecnologías es que no usan elementos infecciosos, son eficaces y son muy rápidas de producir.

Uno de los miedos que escuchamos más frecuentemente es, ¿qué pasa si el ARNm de la vacuna me cambia el ADN? Sería genial que si lo va a hacer nos diera superpoderes, o nos corrigiera algunos defectos de fábrica, pero el ARNm no puede hacer esto ni ningún cambio en nuestro ADN. El ARNm no puede hacer cambios en nuestro ADN. ¿Por qué? Primero, porque en el contexto de una célula funcional con sus compartimentos intactos, no se encuentran nunca: el ADN vive en el núcleo y el ARNm en el citoplasma. Si el ARNm quisiera viajar al núcleo, precisaría señales especiales, algo así como un boleto de ómnibus, para que alguien lo lleve hasta ahí. Pero los ARNm, y especialmente en las vacunas, no las tienen. Pero supongamos que el ARNm llegara al núcleo, ¿por qué igual no importaría?

¿Por qué? Porque para modificar nuestro ADN debería tener secuencias que le permitan, primero pasar a ADN, y segundo, insertarse en el genoma. ¿Y adivinen? El ARNm de las vacunas fue diseñado sin secuencias de este tipo. ¿Pero qué hay de los efectos a largo plazo? El ARNm no dura mucho: por su propia composición, no se mantiene íntegro mucho tiempo en el citoplasma, desaparece a las pocas horas. Llega, deja el mensaje, y es destruido, haciéndolo aún más seguro para ser administrado como vacuna.

A %d blogueros les gusta esto: