Docentes: habrá «cientos de horas vacantes, lo que se traduce como estudiantes sin clase»


En la concentración realizada esta mañana en la puerta del liceo 1, convocada por estudiantes y que contó con la participación de más de 300 personas, el docente de literatura y uno de los profesores separados del cargo, Juan Martín Durán, dio lectura a lo que fue parte de la oratoria volcada directamente por los docentes implicados.

«Hoy nuestro deber era estar frente a los estudiantes, conocerlos, adivinar en sus ojos los miedos y las ilusiones del primer día. Hoy nuestro deber era empezar la dura tarea de aprender sus nombres, tratar de conquistarlos diciéndoles lo maravilloso que iba a ser el año por todo lo que iban a aprender y asustarlos un poco diciendo que tendrían que estudiar mucho. Hoy era el primer día de clase.

Hoy era el día de entrar en el salón equivocado porque todavía no tenemos claros ni los grupos ni los horarios. Hoy era el día de enseñar. Pero sepan queridos compañeros que podrán alejarnos pero pueden desunirnos, podrán taparnos la boca pero no pueden callar nuestros sueños, podrán cortarnos las alas pero no pueden impedir que volemos. Podrán sacarnos del aula pero no pueden impedir que enseñemos.

Hoy no serán los cuentos de Paco pero sí será defender las libertades, hoy no serán los ríos del Uruguay pero sí será pelear contra las injusticias, hoy no serán ecuaciones de segundo grado pero sí será demostrar que no pierde el que se cae sino el que no se levanta. Porque no importa el tiempo ni el lugar un docente que está luchando también está enseñando».

En el acto realizado en la Plaza Artigas sobre el mediodía, la docente Stefani Boggio dio lectura al fragmento inicial de la misiva. Allí señaló que «desde la APSJ queremos agradecer la empatía y solidaridad de todos los ciudadanos de San José, a los gremios que se han plegado a las medidas, a las familias que nos han demostrado que no estamos solos, a los estudiantes que nos recuerdan, nos defienden y nos hacen pensar que algo hemos estado haciendo bien». Agregó que «hoy la educación pública está de luto, somos 15 los profesores afectados por la directora del CES, Jennifer Cherro. La indignación y el dolor nos embarga, no sólo por la gravedad de la medida aplicada sino porque la acusación realizada por la ex directora Miriam Arnejo y Soledad Britos en 2019 atenta contra la libertad de pensamiento, de expresión, pilares fundamentales del rol docente».

Boggio señaló además que la decisión de las autoridades dejan «cientos de horas vacantes, lo que se traduce como estudiantes sin clase».

A %d blogueros les gusta esto: