El Kite sigue ganando adeptos en la bajada de los pescadores de Ordeig


Cada vez más personas se van sumando a la actividad, que desde hace poco tiempo se trasladó desde la bajada del parador Surí, a la bajada de los pescadores, siempre dentro de Ordeig. Otra Cabeza conversó con Bruno Lecchini, instructor de la escuela «Modo Kite», que funciona en el lugar desde hace ya varios años.

Contó que el cambio de lugar se dio fundamentalmente para mantener una buena relación con los vecinos de la zona y poder repartir los espacios para el disfrute y la convivencia de las distintas actividades. Alrededor de 120 personas suelen usar el «spot», punto de encuentro para los «riders» que van llegando desde distintos puntos del departamento, incluso desde otras zonas cercanas también. Lecchini indicó que han contado con el apoyo de la Intendencia y que la actividad busca potenciar el contacto con la naturaleza, el mejoramiento de destrezas y la parte social.

Las clases se suelen dar, siempre y cuando el viento lo permita. Al margen de las clases, son cada vez más las personas que se acercan al lugar a practicar el deporte, que necesita buenos vientos y agua, aspectos que en la zona de Kiyú hay de sobra.

A %d blogueros les gusta esto: