Erwin Turumi: un sobreviviente por duplicado


Erwin Turumi, técnico en aviación, fue uno de los 6 sobrevivientes en 2016. Y ahora el ómnibus que viajaba a Cochabamba cayó a un precipicio. Sufrió heridas leves «Se salvó otra vez», dijo Lucía Tumiri al diario Los Tiempos de Bolivia, que describió el accidente ocurrido horas atrás en el kilómetro 72 de la ruta que une Cochabamba con Santa Cruz de la Sierra. El bus de la empresa Carrasco se embarrancó a 150 metros en la zona El Cañadón, informó Bolivia Digital.

Erwin era uno de los 45 pasajeros que viajaba en la línea de ómnibus y que sufrió un durísimo accidente al desbarrancar. Murieron 21 personas y al menos 12 resultaron heridas. El joven apenas tiene raspaduras en la cabeza, la rodilla y la espalda. Turumi se dirigía de Cochabamba a Chimoré, municipio donde trabaja; Según relataron, el chofer del bus circulaba a alta velocidad, a pesar del pedido de los pasajeros. Precisamente el trabajador fue uno de los fallecidos en el vuelco.

En conversación con Unitel de Bolivia, contó que en el momento de la caída por el precipicio estaba somnoliento y escuchando música. «Lo único que hice fue agarrar el asiento que estaba frente a mí, ensanchar los hombros, apoyarme tanto en la ventana de manera que no pueda moverme en el vuelco, porque ya sabia que se trataba de un vuelco». Y agregó: «Salí a gatas, me senté y dije ‘otra vez, no lo puedo creer’».

El 28 de noviembre de 2016, Tumiri era parte del vuelo 2933 de la aerolínea LaMía que transportaba al plantel de Chapecoense a Colombia para disputar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional de Medellín. El avión se estrelló en una montaña, cerca de su destino final. Aparentemente hubo fallas y falta de combustible que determinaron en accidente. Hubo 71 fallecidos y solo seis personas sobrevivieron: los futbolistas Jackson Follman, Alan Ruschel, Helio Zampier Neto, la auxiliar de vuelo Ximena Suárez, el periodista Rafael Henzel y Tumiri. Henzel, que cubría la campaña del club para una FM de Chapecó, murió de un infarto en 2019. En aquel episodio, Tumiri fue el primero de los seis sobrevivientes en recibir el alta médica. Retornó a Bolivia acompañado de un equipo de médicos y fue internado por 48 horas en observación.

A %d blogueros les gusta esto: