Escándalo en Italia por región que falseó datos de contagios por Covid 19


La justicia arrestó a 3 funcionarios, entre ellos un ministro regional, por falsear los datos de muertos y contagiados de Sicilia con el fin de “eludir” la calificación de “zona roja” que establece mayores restricciones. Entre los datos alarmantes escondidos se halló que alteraban el número de hisopados de control, para mantener los índices por debajo de los niveles de guardia, según informa desde la capital italiana el corresponsal de diario argentino Clarín, Julio Algañaraz.

Cuando al anochecer de este martes se publicaron los datos diarios por parte del Servicio Sanitario Nacional, de 16.017 contagiados y 529 muertos en 24 horas, se informó que la región Sicilia no había enviado las cifras. Es la primera vez que esto sucede en los trece meses de pandemia.

El cabecilla de la operación que se extendió durante cinco meses es el «assesore« del presidente regional, un cargo muy importante,Ruggero Razzo, que fue interceptado por aparatos electrónicos de los Carabinieri, en llamadas telefónicas donde hablaba de «reducir» y «distribuir» el número de contagios y fallecidos para evitar que la isla cayera nuevamente en la zona de alto riesgo.

Dio orden a sus colaboradores de «espalmar a los muertos» y alterar los otros datos para que la región siciliana conservara el nivel anaranjado de riesgo medio, mientras los datos reales la condenaban a la «zona roja» de la epidemia descontrolada, con medidas de restricciones duras a los cinco millones de habitantes de la isla, cierres de los negocios y sobre todo la inmovilización y el aislamiento de la gente para contener los contagios.

Todo comenzó cuando los carabineros descubrieron que un laboratorio siciliano de Alcamo había certificado como negativos los resultados de centenares de hisopados, que en realidad constataban los contagios. De inmediato se sospechó una maniobra de alto vuelo yse dispusieron escuchas. En Sicilia las fuerzas del orden público poseen ingenios electrónicos de alto nivel, en buena parte enviados desde EE.UU. por el FBI para controlar la actividad de la Cosa Nostra, la mafia siciliana.

Así se destapó toda la historia. Ahora se evalúan los daños, que pueden ser serios si se descubre que al menos una parte de los falsos negativos en los hisopados pudieron contagiar a miles de personas. Los acusados responderán por falso material e ideológico cometido por oficiales públicos en actos públicos. El «assesore» Razza, que se proclamó inocente, renunció de inmediatoa su cargo y el resto del gobierno regional aseguró que nada sabía de sus maniobras.

A %d blogueros les gusta esto: