Fuera del hotel donde concentra Nacional se exige suspensión del partido


Al menos 42 personas han muerto en Colombia en el marco de las protestas contra el gobierno que explotaron el 28 de abril y han sido reprimidas violentamente, desatando una condena internacional por los presuntos abusos policiales. La Defensoría del Pueblo, que vela por los derechos humanos, ajustó al alza el balance anterior de 27 víctimas mortales. Según la entidad, van «41 civiles» y «un miembro de la fuerza pública» muertos.

De su lado, el Ministerio de Defensa sostiene que a la fecha hay 849 policías lesionados, 12 por proyectiles. También contabilizó 716 civiles heridos, sin precisar cuántos por balas. Se trata de las protestas más sangrientas bajo el gobierno de Iván Duque después de las marchas multitudinarias en 2019 y la movilización contra la brutalidad policial en 2020.

En este contexto el plantel principal de Nacional se encuentra en la ciudad de Pereira, para enfrentar por la cuarta fecha de la Copa Libertadores a Atlético Nacional de Medellín, y el juego está en duda producto de las protestas fuera del hotel donde se encuentran los jugadores del tricolor.

A %d blogueros les gusta esto: