Granjero belga altera por accidente la frontera con Francia


Un agricultor belga alteró accidentalmente la frontera de su país con Francia. Para poder mover su tractor, movió una piedra de 150 kilogramos en la ciudad de Erquelinnes, y terminó aumentando el territorio de Bélgica en 2,29 metros. El cambio fue descubierto por un grupo de aficionados a la historia que recorrieron la región utilizando mapas antiguos. La frontera entre Francia y Bélgica se extiende 620 kilómetros y se estableció formalmente en virtud del Tratado de Kortrijk, firmado en 1820 después de la derrota de Napoleón en Waterloo, cinco años antes. La piedra desplazada data de 1819, cuando se demarcó por primera vez la frontera.

«Se ha movido el límite de 1819, Bélgica y nuestro municipio se han incrementado. Los franceses obviamente no están de acuerdo, tendremos que volver a poner las cosas en su lugar», bromeó el alcalde de la ciudad belga de Erquelinnes, David Lavaux, en Facebook.

Las autoridades belgas locales planean ponerse en contacto con el agricultor para pedirle que devuelva la piedra a su ubicación original. De lo contrario, el caso podría terminar en el Ministerio de Asuntos Exteriores belga, que tendría que convocar una comisión fronteriza franco-belga, inactiva desde 1930. «Debemos ser capaces de evitar una nueva guerra fronteriza», bromeó Aurélie Welonek, alcaldesa del vecino pueblo francés de Bousignies-sur-Roc, en una entrevista con el periódico local La Voix du Nord. Lavaux, el alcalde de Erquelinnes, señaló que el agricultor podría enfrentar cargos penales si no cumplía con la solicitud. Pero es poco probable que esto suceda.

«Si muestra buena voluntad, no tendrá problemas, resolveremos el asunto de manera amistosa», dijo el político al sitio de noticias belga Sudinfo.

La piedra marca el límite entre Bélgica y Francia

A %d blogueros les gusta esto: