Islandia disfruta de vida «casi normal» por la escasa incidencia de Coronavirus


Islandia es el único país desde hace tres semanas clasificado como «verde» en el mapa del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), lo que significa que los países de la Unión Europea (UE) están llamados en teoría a no exigir pruebas o cuarentena a los viajeros procedentes del país. Desde mediados de noviembre, con buenos resultados, la gran isla del Atlántico norte ha ido relajando progresivamente sus restricciones, en cuatro oleadas, en una estrategia de «alivio prudente». Allí, levantar pesas o correr sobre un tapiz en un gimnasio, nadar o chapotear en la piscina son todas actividades posibles ahora, a diferencia de muchos países de Europa.

Con sólo cinco nuevas infecciones (sin contar la veintena de casos detenidos en las fronteras) en los últimos 14 días, la epidemia se encuentra en su nivel más bajo desde hace más de cinco meses y su tasa de incidencia es la más baja de Europa fuera de la pequeña Ciudad del Vaticano (0), según los datos oficiales compilados por la AFP. Aunque la tendencia es a la baja en la mayoría de los países europeos, ninguno puede jactarse de una situación tan buena.

¿Cuál es la receta del éxito islandés? «La voluntad de la nación de cumplir con todas las restricciones establecidas, la fuerza de nuestra comunidad médica para hacerle frente y, por supuesto, la combinación del seguimiento de los casos de contacto, las pruebas y la secuenciación de todos los casos positivos», explica Vídir Reynisson, un alto responsable de la policía, convertido en una figura de los puntos de información de las autoridades. Ser una vasta isla de sólo 365.000 habitantes en los confines del círculo polar parece también una innegable ventaja. «Creo que es menos importante de lo que se quiere dar a entender», explica Jóhanna Jakobsdóttir, bioestadística. «Es una excusa fácil para otros países». Aunque la vida ha vuelto a la normalidad y el país es uno de los más rápidos de Europa en lo que se refiere a la vacunación, se debe actuar con cautela.

A %d blogueros les gusta esto: