Israel, Portugal e Italia inician planes de flexibilización de medidas


El Ministerio de Sanidad de Israel anunció que a partir del domingo ya no será obligatorio usar mascarilla al aire libre en el país. El ministro de Sanidad, Yuli Edelstein, informó a través de un comunicado que tomó la decisión basándose en las recomendaciones de expertos. «Las mascarillas están destinadas a protegernos contra el coronavirus», por lo que «después de que los expertos de la salud llegaran a la conclusión de que ya no son necesarias al aire libre», decidió «permitirlo de acuerdo a su recomendación».

«El nivel de morbilidad en Israel es muy bajo gracias a nuestra exitosa campaña de vacunación y, por lo tanto, podemos relajar más restricciones», ha continuado el responsable de la cartera de Sanidad, informa ‘The Jerusalem Post’. No obstante, lanzó un mensaje de precaución y ha pedido a los ciudadanos «que todavía lleven mascarilla para poder entrar en edificios cerrados. Juntos mantendremos baja la morbilidad», subrayó.

La suspensión de esta medidas ha estado sobre la mesa durante semanas en el país, aunque las autoridades han preferido esperar a que pasasen los recientes días conmemorativos que han tenido lugar en Israel debido al miedo a las posibles aglomeraciones que se desencadenara una mayor incidencia. Además, también a partir del domingo el sistema educativo israelí volverá a funcionar en su totalidad y sin las medidas aplicadas hasta el momento de grupos burbuja. Israel ha tenido una de las campañas más exitosas de vacunación contra la COVID-19 con casi cinco millones de ciudadanos que han recibido el esquema completo de inmunización.

Portugal: La flexibilización afecta prácticamente a todo el territorio portugués, salvo siete de los 308 municipios del país, que no pasan a la siguiente fase por superar una incidencia de 120 casos por 100.000 habitantes durante un mes. El gobierno portugués anunció hoy que la situación epidemiológica del coronavirus se mantiene estable y en consecuencia iniciará el próximo lunes la tercera y penúltima fase de su desconfinamiento, que prevé la apertura de centros comerciales, cines, y que restaurantes atiendan en su interior.

«Estamos en condiciones de dar el próximo paso y en la generalidad del territorio podemos, a partir de lunes, entrar en la siguiente fase del desconfinamiento», explicó el primer ministro, el socialista António Costa, en rueda de prensa posterior al consejo de ministros. Así, el próximo lunes 19 comenzará la tercera fase de la desescalada lusa, en la que volverán a clase presencial los alumnos mayores de quince años -los menores ya las habían recuperado-, así como universitarios, abrirán cines, teatros y salas de espectáculos, todas las tiendas y centros comerciales.

Además, los restaurantes, que hasta ahora apenas podían atender clientes en terrazas, pasan a poder hacerlo en el interior del establecimiento, y se permiten bodas y bautizos con asistencia limitada al 25 % de aforo del lugar en el que se realicen.

Italia: El país europeo va a comenzar una reapertura gradual de restaurantes y escuelas a partir del lunes 26 de abril, anunció este viernes el jefe de gobierno, Mario Draghi. El futuro del país se puede ver con un «prudente optimismo», aseguró Draghi durante una rueda de prensa en la que admitió que el gobierno va a tomarse «un riesgo calculado» al decidir las reaperturas para reactivar la economía y la vida social.

«Se dará prioridad a las actividades al aire libre», precisó Draghi, sin citar explícitamente si las cafeterías y restaurantes con terrazas serán autorizadas. Igualmente anunció la apertura de todas las escuelas de forma presencial en las zonas amarillas y naranjas, es decir de riesgo medio o leve. El proyecto de apertura progresiva se basa en dos pilares: el mantenimiento de todas las medidas sanitarias, como el distanciamiento social y uso de mascarilla y el impulso de la campaña de vacunación. «La probabilidad de que nos veamos obligados a retroceder es muy baja si se respetan las reglas», estimó Draghi, interrogado sobre la posible anulación de esas aperturas.

Draghi explicó que será posible viajar entre dos regiones clasificadas como «amarillo», algo prohibido hasta ahora. La decisión del gobierno representa una pequeña aceleración en el calendario de aperturas y marca el inicio de una transición para que en mayo se puedan abrir otros sectores.

El ministro de Salud, Roberto Speranza, precisó por su parte que el gobierno tiene previsto reabrir piscinas al aire libre a partir del 15 de mayo y a partir del 1 de junio los gimnasios. Los cines, teatros y espectáculos, un sector duramente golpeado por el cierre desde octubre, podrán abrir también al aire libre desde el 26 de abril.

A %d blogueros les gusta esto: