Japonesa con 118 años será parte del traslado de la antorcha olímpica


Con 118 años, la persona viva más vieja del mundo se prepara para llevar la antorcha olímpica este mayo en Japón. Kane Tanaka, que sobrevivió dos veces al cáncer, vivió dos pandemias mundiales y ama las bebidas gaseosas, tomará la llama olímpica cuando pase por Shime, en la prefectura de Fukuoka, su hogar.

Si bien la familia de Tanaka la empujará en una silla de ruedas durante la mayor parte de su recorrido de 100 metros, la supercentenaria, una persona de más de 110 años, está decidida a caminar los últimos pasos, ya que pasa la antorcha al siguiente corredor. CNN habló exclusivamente con Tanaka, quien tiene un nuevo par de zapatillas para el evento, un regalo de su familia en su cumpleaños en enero.

«Es genial que haya llegado a esa edad y todavía puede mantener un estilo de vida activo; queremos que otras personas vean eso y se sientan inspiradas, y que no piensen que la edad es una barrera», dijo su nieto Eiji Tanaka, quien está en sus 60.

Los poseedores de récords anteriores para los portadores de la antorcha olímpica más viejos incluyen a Aida Gemanque de Brasil, quien encendió la antorcha en los Juegos de Verano de Río 2016 a los 106 años, y el jugador de tenis de mesa Alexander Kaptarenko, quien corrió con la antorcha en los Juegos de Invierno de Sochi 2014 a los 101 años.

A %d blogueros les gusta esto: