«La historia marca quienes ganan y no quienes juegan bien»


Referencia cuando de Nacional se habla, tanto en rol de jugador como de entrenador, uno de los grandes exponentes del fútbol uruguayo en Brasil, Hugo de León charló en 2 de Punta de su pasado y el presente del fútbol profesional. Su carrera como jugador le permitió ser campeón de Liga en Uruguay (Nacional), Brasil (Gremio) y Argentina (River Plate), de América y del Mundo tanto con el club uruguayo como el brasilero, con la selección uruguaya consiguió el Mundialito de 1980. Como entrenador los títulos de campeón uruguayo fueron cuatro, nuevamente con el bolso. En la mañana de Otra Cabeza esto dijo:

De León se refirió a sus comienzos, en la ciudad de Rivera: «No tenía sueños de niño en Rivera como que iba a jugar al fútbol de grande, jugaba, me divertía, hacía deporte, todo tipo de fútbol, jugaba al basketball. Nunca me imaginé que haría carrera, cuando empecé en la selección de Rivera muy joven aparecieron esos que miran futbolistas para equipos de Montevideo para querer llevarme. Hasta los 15 años jugaba para divertirme y no pensaba si iba a llegar, al otro año ya le hablaron a la familia para irme y es como que te abren una puerta que vos no sabías que podrías ir por ella. Era feliz jugando con mis amigos, al baby, en el club Lavalleja o en la selección del Departamento, eso ya era estar pleno. Nunca fui soñando para adalante, fui viviendo y disfrutando lo que estaba haciendo en el momento. En el Baby era arquero en Sarandí Universitario, era bueno pero le pedía al técnico que me pusiera al medio cuando estábamos perdiendo».

Como entrenador se explayó sobre diversos temas, uno de ellos fue el sucesor de Tabárez: «El próximo técnico de la selección dependerá del plantel que tenga en ese momento y que la gente siga con ese espíritu de cómo defienden a Uruguay. Hoy cambió, lo importante es como se defiende a Uruguay, la gente se apoya en eso. El que venga tiene que ganar un título solo para empatar a Tabárez si le das todos esos años, en termino de resultados es eso, ahora en la imagen es otra cosa, la imagen es buena pero el resultado es el título de la Copa América. Si le dan tiempo al que venga y llega a tener un plantel medianamente bueno se verá, es difícil. Si con ese gran plantel solo se llegó a ese título imagínate las dificultades si el equipo tiene menos potencial del que tubo el Maestro en estos años. Que no se lo juzgue diferente al que venga, que sea igual al último porque da más tranquilidad para trabajar, que no se vuelva a la locura de antes que era solo resultado».

Otro la realidad del fútbol infantil: «Soy un gran crítico de los entrenadores que gritan en el fútbol Infantil y un gran crítico de los padres que gritan pegado a la cancha. Si hay algo que prohibiría de ese fútbol es a entrenadores que piensan que están dirigiendo a adultos y parientes que le gritan al niño cada vez que va a tocar la pelota. Haría un ambiente mucho más saludable, padre que va, entrega a su hijo y mira callado, el que grita tiene que estar prohibido. Le gritan el técnico la madre, el padre, la abuela y un tío, cada pelota que va a tocar un niño recibe cinco indicaciones diferentes, después se va de la cancha y le siguen cuestionando cada momento. Es estresante ver eso en las canchas, se pierden muchos niños por el estrés, en la primera oportunidad que tengan dejan el fútbol. Ya no voy más, es insalubre, el niño se tiene que ir a divertir».

También hubo minutos para los famosos proyectos en el fútbol profesional: «Es muy lírico el tema del proyecto a largo plazo, cuando te presentan es con toda la Directiva, bombos y platillos, a la quinta fecha si los resultados no van saliendo de todos esos al vestuario como máximo va solo el Presidente, varios de los otros ya están con el celular en la mano viendo algún recambio. El fútbol es resultado, dependes de eso y más si estás en un equipo grande, hay que hacer un gol más que el otro. Hoy se dice que Nacional llegó al título 48 y no dicen en cual jugó mejor o peor, ponen el 48 sumado a copas Internacionales. El entrenador vive del título, el proyecto puede ser muy lindo, podés tener la mejor idea pero lo que avala tu trabajo es el hacer un gol más que el adversario y ser el ganador. Lo tenés que sacar adelante con tu idea o como se pueda, la historia marca quienes ganan y no quienes juegan bien».

El fútbol con VAR es muy diferente al que lo tenía como protagonista dentro del campo: «Hoy con el Var cambió todo, los jugadores en mi época hacían mucho más faltas, no jugarían ni 15 minutos muchos que hicieron una gran carrera pero avalados por los arbitrajes que los dejaron golpear mucho. Había árbitros famosos que te decían hasta los 15 te dejo pegarle, después vienen las amarillas, si veían alguna plancha del delantero me decían tenés tantos minutos para la revancha. Para los atacantes hoy es una maravilla y los defensas se tuvieron que perfeccionar en los tiempos, como marcar y llegar antes al balón para poder jugar los 90 minutos. Era diferente, ya no pueden jugar como antes los defensas y algunos volantes. Las demoras en el Var es lo que me pone muy nervioso, en algunas jugadas ni con el Var hay justicia».

A %d blogueros les gusta esto: