Próxima semana podría nevar en parte de Uruguay


MetSul Meteorología pronostica «una ola de frío que puede ser una de las más intensas de este siglo en Brasil», que también afectaría a varios departamentos de Uruguay y provincias de Argentina, e incluso destaca que existen proyecciones, basadas en el modelo GFS (norteamericano), por las que se prevé nieve en zonas de los tres países.

El fenómeno se explica porque «una intensa masa de aire llega al sur de Brasil la próxima semana con una temperatura excepcionalmente baja, una alta probabilidad de nieve y la posibilidad de días inusualmente helados durante un período más largo de lo habitual».

El instituto brasileño sostiene que «una masa de aire frío de alta intensidad de origen polar invadirá Brasil la próxima semana y tiene el potencial de ser una de las más intensas de este siglo para llegar al territorio nacional (brasileño) en un escenario climático propicio para eventos de frío extremo». MetSul plantea que podría constituir «una ola polar de fuerza excepcional con una magnitud pocas veces vista en la historia reciente».

«No hay duda de que será una ola de frío intenso, pero aún cuatro días antes de su llegada, hay puntos abiertos como su intensidad definitiva, el alcance del aire helado en territorio brasileño, y la posibilidad de nieve, su extensión y eventual acumulación y cantidad. Estos escenarios deberían ser más claros este fin de semana y el lunes a medida que se acerca el evento», agrega el instituto.

El aire polar debería ingresar a Brasil entre el martes y el miércoles, lo que provocará una enorme caída de temperatura que será extremadamente baja en la segunda mitad de la próxima semana. «Los modelos han indicado que la temperatura al nivel de presión de 850 hPa, equivalente a 1.500 metros de altitud, que es un parámetro utilizado en meteorología para identificar qué tan caliente o fría es una masa de aire, estaría entre -5ºC y -6ºC en el Sur de Brasil. Para tener una idea de lo que esto representa, solo las olas de frío intenso alcanzan valores tan bajos que rara vez se observan. Las intensas olas de frío de julio de 2000 y julio de 2007, por ejemplo, tuvieron valores en estos niveles», agrega el instituto.

A %d blogueros les gusta esto: