Proyecto para solicitar vacunación en espectáculos públicos se presenta hoy


El diputado del Partido Colorado Felipe Schipani presenta este martes un proyecto de ley para regular el derecho de admisión en el marco de la emergencia sanitaria. Su idea es que en los establecimientos en donde se realicen espectáculos públicos pueda pedirse el certificado de vacunación y prohibir el ingreso a quienes no lo tengan. El proyecto también incluye poder exigir este certificado para acceder a espacios privados de uso público.

Schipani aclaró que esta exigencia de tener la vacuna contra la COVID-19 «no regirá para quienes por prescripción médica u otra circunstancia acrediten la imposibilidad de vacunarse». El proyecto establece que esta nueva norma del derecho de admisión caerá una vez que cese la emergencia sanitaria. En la exposición de motivos del proyecto de ley, Schipani manifestó que «en referencia al principio de libertad, el filósofo inglés John Stuart Mill señalaba que el individuo tiene libertad de acción sobre todo aquello que no afecte a los demás».

«La única razón legítima por la que una comunidad puede imponer límites a cualquiera de sus integrantes es la de impedir que se perjudique a otros miembros. En lo que no importa a nadie más que a uno mismo, la libertad de acción es absoluta. Con tal alcance el principio de libertad es recogido en nuestra Constitución Nacional, que con criterio garantista dispone que tal principio y derecho fundamental solo puede ser limitado por razón de interés general mediante norma legal que lo establezca. Bajo esta premisa debe enfocarse el debate sobre la vacunación contra la COVID-19», consideró el diputado.

«Como es sabido, para que la vacunación tenga el efecto deseado, y alcancemos la tan deseada inmunidad de rebaño, en el entorno del 70% de la población mayor de 18 años debe vacunarse, de acuerdo con los porcentajes manejados por el Ministerio de Salud Pública. Esto supone que vacunarse no es solo una cuestión de libertad individual, sino también es una responsabilidad que tenemos como integrantes de una sociedad. La vacunación no solo repercute en la salud de la persona que se inocula, sino que también influye en la salud del resto de la sociedad», añadió.

«Una persona puede decidir no operarse de una apendicitis y morir, pero puede decidir no vacunarse en una pandemia y además de poder contagiarse y morir, también le puede generar la muerte a otros. Tal cuestión hace, objetiva e indiscutible, de interés general la promoción de la inoculación masiva de la población contra un flagelo devastador para la salud de la población en general y la economía del país», continuó. El diputado señaló que «en el marco del concepto de libertad responsable» el gobierno no estableció «la obligatoriedad legal» de la vacunación, «por lo cual las personas tienen el derecho a no vacunarse».

No obstante, consideró que «el ejercicio de ese derecho tiene en este caso consecuencias negativas directas en la salud pública, de modo que resulta absolutamente necesario que sea la ley la que establezca mecanismos para proteger la salud de las personas potencialmente vulneradas». En otro tramo de la exposición, Schipani afirmó que «es absolutamente legítimo que el responsable de un establecimiento en ejercicio del derecho de admisión pretenda hacer de su negocio un lugar seguro desde el punto de vista sanitario, como también que las personas quieran concurrir a espacios donde no corran riesgos de contagio».

El diputado señaló que, si bien «los detalles instrumentales de la iniciativa deben establecerse en la reglamentación que dicte el Poder Ejecutivo», la aplicación móvil CoronavirusUy «ya cuenta entre sus prestaciones con el certificado de vacunación, lo que sin duda constituye un enorme avance para la implementación de esta iniciativa».

A %d blogueros les gusta esto: