Putin firma ley que le permite presentarse dos veces más a elecciones


El presidente ruso, Vladímir Putin, ya ha puesto su contador de mandatos presidenciales a cero. El líder ruso ha firmado la ley que le permitirá, si así lo desea, volver a concurrir a otras dos elecciones presidenciales. Con esta última firma consagra la norma, hecha prácticamente a su medida, que reescribe la Constitución para permitirle evitar el punto que dispone que el presidente no puede ocupar el cargo más de dos mandatos consecutivos. La polémica medida, que se ha tramitado durante un año y que se sometió a una consulta popular con la que el Kremlin quería darle un cariz de aprobación ciudadana ante las duras críticas de la oposición, da la oportunidad a Putin de seguir ocupando el sillón presidencial hasta 2036.

La ley, que se ha publicado este lunes en el boletín oficial ruso, limita a dos los mandatos presidenciales; y no solo dos consecutivos, como ahora, lo que permitió a Putin alternar dos mandatos seguidos con uno como primer ministro, y vuelta a la presidencia. Sin embargo, la ley marca específicamente que quienes se desempeñaron como presidente de Rusia antes de la entrada en vigor de las enmiendas a la Constitución ya no tienen prohibido volver al puesto. Y eso reiniciaría las oportunidades de Putin, de 68 años, aunque también las de su aliado Dmitri Medvédev, el hombre que le sustituyó para guardarle el sillón del Kremlin durante un mandato, entre 2008 y 2012, cuando el líder ruso se vio obligado a dejar la presidencia y ocupar el cargo de primer ministro precisamente porque la Constitución no le permitía volver a presentarse por tercera vez consecutiva. En 2012, Putin volvió a concurrir y se cambió la Constitución para ampliar el mandato presidencial de cuatro a seis años. Las maniobras dieron lugar a protestas multitudinarias en todo el país.

Con los cambios constitucionales, que no solo ponen su contador a cero sino que equivalen a todo un paquete de medidas que hace de Rusia un país más conservador y nacionalista, habla de patriotismo y de religión, Putin se garantiza también que ningún otro presidente tenga tanto poder como ha ostentado él. Su maniobra de alternar presidencia con el puesto de primer ministro ya no será posible.

A %d blogueros les gusta esto: