Rodrigo Muñoz: «Cerro es el tercer grande, me gustaría retirarme ahí».


En 2 de Punta fue momento de charla con Rodrigo «Popi» Muñoz, el arquero de selección uruguaya surgido en Cerro y que además pasó en el fútbol uruguayo por Nacional, para luego mudarse a Paraguay donde vistió muchos años la casaca de Libertad y actualmente es parte del plantel de Cerro Porteño.

Los inicios, el amor por el club Cerro, y el pasaje por Nacional son repasados en el siguiente fragmento: «Recuerdo todo de cuando era chico, fui feliz. Hay que tener mucha personalidad para estar en el arco, es un puesto muy complicado. Pasás de ser héroe a villano en un segundo pero lo tengo más que asumido. Ya en formativas soñaba con debutar en primera, soy hincha y socio de Cerro y era un sueño para mi. En al última fecha del Torneo me puso en el segundo tiempo el Culaca González, no teníamos cable en casa y a la noche fuimos a la casa del abuelo en el frente a ver pasión por VTV. Cerro es el tercer grande por la gente y la presión, eso me hizo todo más fácil para adaptarme en Nacional. Ir a jugar al Estadio Centenario era increíble, la primera vez fue con Cerro ante Peñarol, ganábamos 3 a 0 y nos empataron 3 a 3. Fue un sueño debutar ahí pero el estadio más lindo de todos es el Tróccoli, solo conocía el Centenario desde la tribuna porque de chico con mi abuelo seguimos al club a todos lados, no descarto volver antes de retirarme. Lo de Nacional se dio todo muy rápido, me hablaron un jueves y el sábado ya estaba de pretemporada en Colonia, el cambio es grande por todo lo que mueve el club, donde estabas te conocían. Ese 2009 fue inolvidable para mi, jugamos semifinales de Copa, ganamos clásicos y me llaman para la selección por primera vez. Jugar contra Cerro era especial «

Es ya prácticamente una década de vida para el «Popi» en Paraguay: «Libertad es el club que me abrió las puertas para venir a Paraguay, estoy muy agradecido, fueron siete años muy intensos. Logramos ganar cinco campeonatos y jugar semifinales de Sudamericana, es un club que te brinda todo. Cerro Porteño es muy disfrutable, es el club del pueblo con un estadio hermoso de primer mundo, instalaciones con todas las comodidades. Fue lindo el premio que me dieron hace unos días como el mejor arquero de la temporada 2020 y más a mi edad, es mérito de todo el grupo, es un premio doble. Está extrañando mucho la gente él no ir a la cancha, acá son muy futboleros, también lo extrañamos nosotros. Asunción es una ciudad linda y muy tranquila, estamos muy cómodos en Paraguay con la familia, sabemos que es difícil volver para vivir en Uruguay, tenemos inversiones acá. Estar a mi edad a este nivel me reconforta, mientras me sienta bien voy a seguir jugando, me gustaría retirarme en Cerro».

La selección de Uruguay, y su experiencia allí, tuvo un lugar especial en la charla: «La primera vez en la selección al primero que vi fue a Lugano, me dijo bienvenido, me dio la mano serio y casi me rompe el brazo. Llegaban todos los jugadores, no sabía dónde meterme ante tanta figura y yo solo conocía a Godin. Mi abuelo y toda la familia estaban re contentos. Ver el buzo de la selección con tu apellido es algo único, lo que viví y sigo viviendo es hermoso, lo que logró Tabárez es increíble, la selección es una familia y estando en el complejo disfrutás. Es mucha la responsabilidad y sabes que el país está pendiente, hacía casi cinco años que no estaba, fue muy lindo volver. No me lo esperaba, estaba durmiendo la siesta y me despertó mi señora, llorábamos todos».

A %d blogueros les gusta esto: