San José Más Verde organiza una nueva jornada de limpieza del Mallada


El colectivo San José Más Verde realizará el sábado 24 de abril una nueva instancia de limpieza del arroyo Mallada. La misma será en el mismo lugar donde se hizo la primer limpieza, en los últimos 300 metros desde la desembocadura del mismo en el río San José, área que cursa por el barrio Prado Maragato y que termina en la Picada Varela. La actividad servirá para determinar la cantidad de basura que se ha arrojado al curso de agua desde la anterior limpieza, hace un par de meses atrás. En aquella oportunidad se llenaron tres camiones pequeños con basura de todo tipo, incluidos neumáticos, hierros y restos de electrodomésticos (entre ellos una puerta de una heladera). Desde San José más Verde aseguran que hay «toneladas» de basura en todo el curso del arroyo.

Por otra parte, el grupo lamentó la limpieza del río San José, que en el objetivo por retirar parte de los árboles se terminaron talando importantes ejemplares nativos. Con tal motivo emitieron el siguiente comunicado.

La limpieza que destruye

(Tala de árboles en Picada Varela)

Existen por lo menos dos tipos de limpiezas, una que cumple con su objetivo de retirar basura o suciedad de una superficie, y otra que tiene dentro de sus consecuencias la destrucción del ambiente, es lo que sucede cuando se quitan elemento en el paisaje. Ésta situación se agrava cuando esos elementos que se «limpian» son árboles; utilizando correctamente los términos deberíamos decir se talan, incrementando la deforestación, peor aún cuando esos árboles son nativos y parte de un bosque ribereño. Entendemos que estas acciones se realizan con total deconocimiento de la importancia que los árboles, y más aún, los bosques ribereños tienen. No daremos detalles de esa importancia porque debería ser algo conocido por todos. Lamentablemente en la Picada Varela y en otras áreas de similar características, cuando se realizan estas limpiezas destructivas se pierden muchos elementos importantes del ambiente, deforestación, que por el lento crecimiento de los árboles nativos talados es difícil revertir en el corto o mediano plazo. Quiénes gestionan estos espacios públicos deberían estar capacitados para hacerlo, en cuanto a la limpieza que si debería realizarse, mucho trabajo tenemos por delante, difícil de calcular las toneladas de basura que realmente hay para retirar de nuestros cursos de agua. Limpiemos sin destruir.

A %d blogueros les gusta esto: