Se aprobó nuevo «impuesto coronavirus» en el senado


La Cámara de Senadores del Parlamento aprobó este miércoles el «Impuesto Emergencia Sanitaria 2 – COVID-19», que grava el sueldo de funcionarios públicos que reciben una alta remuneración. El Senado votó de forma unánime la medida. Tras varias horas de debate el Senado dio el visto bueno por unanimidad con 29 votos positivos en la misma cantidad de totales. Ahora el proyecto de ley pasó a la Cámara de Representantes para que los diputados la consideren en esta jornada.

El impuesto será transitorio y durará dos meses, prorrogable hasta por dos meses más y se dirige a funcionarios públicos, cargos políticos y a quienes reciban una jubilación superior a los 120 mil pesos nominales.

Este impuesto es similar al que se cobró al inicio de la pandemia en 2020, pero con la diferencia de que pasa de tasa fija a una progresional. Es decir, que a partir de los 120 mil pesos la gente pagará, pero el monto que aportará variará en función de cuánto gane. Esto se refleja en que la medida afectará al mismo sector de personas que la anterior, pero de manera diferente.

El impuesto tendrá un cobro progresional similar al que se realiza en el cálculo del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Al respecto, el senador por el Partido Nacional, Jorge Gandini, indicó que lo considera «más justo».Además, Gandini indicó que «este impuesto tiene como destino el Fondo Solidario Covid. Afecta esas remuneraciones nominales, con la exclusión del aguinaldo y del salario vacacional cuando corresponda».

«Este es un proyecto similar al anterior que pasa de tasas fijas a tasas progresionales. Es un impuesto mejor diseñado, a nuestro juicio, que paga el costo de recaudar algo menor que lo que recaudó el primero», agregó.

Desde la bancada del Frente Amplio, todos los parlamentarios aprobaron el proyecto, pero consideran  insuficiente el alcance del mismo. «Vamos a aprobar en general este proyecto, con diferencias en los contenidos en particular que vamos a presentar como bancada», dijo desde el Senado Óscar Andrade. «No entendemos cómo desde el  punto de vista de la justicia tributaria, tiene que contribuir los salarios de más de $ 120.000, por ejemplo del gerente de Antel y no los salarios de más de $ 120.000 de CTI (sic) o Claro», sostuvo.

A %d blogueros les gusta esto: