«Siempre digo gracias música por vivir estos momentos»


Referente ineludible de la movida tropical en un país donde decir «plena» es sinónimo de Denis Elías, además es un gran fanático del fútbol, particularmente de su querido Club Cerro. De música y deporte charló «el príncipe de la plena» con 2 de Punta en la mañana de Otra Cabeza.

El sueño era ser futbolista, hasta que una noche llegó al «Interbailable»: «Para todos yo iba a ser futbolista, el día que entré por primera vez al Interbailable mi cabeza hizo un click, el fútbol pasó para atrás y la música para adelante, dije esto es lo mío. Con 15 años me escapé de mi vieja y fui a mirar las orquestas que escuchaba en casa. Dije que me quedaba en lo de un amigo para ir a un cumpleaños y fuimos al baile. Lo hice muchas veces lo de mentir para ir al baile, con la entrada del sábado entrabas gratis el domingo. Mi madre se enteró de todo cuando las primeras entrevistas que conté la historia. Volví a ese lugar con el tiempo a cantar con Karibe con K con 18 años y debuté en el mismo lugar que yo iba a bailar, la gente que estaba abajo mirando conmigo todos los fines de semana me vio y me decían que hacia ahí arriba. Me hicieron el traje el jueves y ya el viernes estaba en el escenario».

Muy hincha de Cerro, curiosamente jugó en inferiores de Rampla Juniors: «Será más linda la B en el próximo Torneo que la A, hay candidatos pero siempre hay sorpresas. El Club está mal y si no hacemos las cosas bien seguirá así, será difícil subir. En una bandera con 5 rostros de jugadores que vi en Cerro pondría a Gustavo Roverano que yo salía de mascota con el, a Richard Pellejero, Liber Vespa, OJ Morales y Henry Homann. No soy anti Rampla, no se si es porque soy muy sano, soy más anti Nacional y Peñarol. De chico en cancha grande jugué en Rampla porque en Cerro no quedé como aspirante. En el Baby jugué en Cerromar. Me acuerdo clarito de la Libertadores de 1995, como estaba el Tróccoli de gente y lo lindo que quedaba con Luz, las banderas por todos lados, tengo la camiseta de esa Copa de Jacinto Cabrera».

Fanático del fútbol, habló de actualidad en el deporte, y su vínculo con los deportistas: «Entiendo que el Var vino para mejorar pero para mí es una basura, le saca el folklore al fútbol. El burrito Ortega hoy no podría jugar, si te tocan y te tiras ya no se puede, imagínate si Maradona no podía hacer el gol con la mano, yo me metía por la televisión para adentro. Perdió la magia y la gracia el fútbol, todo se protesta y se pide con el Var. Soy muy fanático de la selección aunque Óscar Washington no me gusta y no tengo más opción, soy muy uruguayo, compro la entrada y voy siempre al Estadio. La profesión me dio la chance de conocer a la mayoría de futbolistas más grosos y tener sus camisetas, cantar en el fondo de su casa, en un cumpleaños o en un casamiento. Me pasó con personas de otros deportes y gente conocida de otros ambientes. Siempre digo gracias música por poder vivir esos momentos. Mi madre me maneja la agenda , cuando llama algún familiar de un futbolista o el propio jugador lo primero es pedir una camiseta además del costo del show , tengo muchas y me encantan».

Charló sobre la paternidad, y el cambio enorme entre la niñez de antes y la de hoy: «Es un crack mi hijo el Benja, no me puedo quejar, me salió medio pata dura para el fútbol, ya no tiene esa magia de pegarle bien a la pelota, es de Cerro y le gusta pescar como a mi. Cuando está en casa pasa horas en Youtube mirando algo de Fortnite y esas cosas, vamos al fondo a jugar a la pelota y se vuelve enseguida para adentro. Siempre hablamos con mi amigo Mariano Bermúdez que todo lo de antes era más lindo, no me quejo de lo moderno y hasta juego al Play y jugué al Nintendo pero lo de antes por ejemplo en todo lo del fútbol era más lindo. Los chicos hoy no salen de la computadora».

A %d blogueros les gusta esto: