Tres cubanos naufragaron en el Caribe y sobrevivieron 33 días en isla desierta


Tres cubanos: dos hombres y una mujer, fueron rescatados por la Guardia Costera de Estados Unidos luego de sobrevolar por el pequeño islote cercano a las Bahamas.

Dos hombres y una mujer ya habían perdido la noción de los días luego de que su embarcación naufragó en una isla desierta entre Florida y Cuba. Más de un mes permanecieron en el lugar, pudiendo sobrevivir con una dieta a base de cocos, caracoles y ratas. Cuando el bote de los tres cubanos se hundió en el Mar del Caribe, nadaron hasta Anguilla Cay, donde pasaron 33 días antes de ser contactados y rescatados por la Guardia Costera de Estados Unidos. La isla deshabitada, de suelo rocoso y palmeras y arbustos, es parte de un atolón de las Bahamas que está cerca de Cuba. El lugar es inspeccionado con frecuencia por Estados Unidos, ya que es una de las vías de tránsito de cubanos que huyen de su país e intentan llegar a suelo estadounidense.

El teniente Riley Beecher, un piloto de la Guardia Costera, dijo que durante una misión de rutina vieron el lunes lo que parecían banderas ondeando en la topografía generalmente marrón y verde claro de la isla. “Pensé: ‘Echemos un vistazo más de cerca’. Nunca había visto nada en esa isla“, dijo el teniente Beecher. “Entonces vi que dos personas agitaban frenéticamente sus manos tratando de hacernos bajar”. La Guardia Costera sobrevoló la isla dejó caer algo de provisiones y una radio para poder comunicarse. El lunes, otra tripulación regresó para dejar caer más comida. Uno de los pilotos, el teniente Justin Dougherty, dijo que la mujer tenía niveles bajos de azúcar en la sangre y le dieron paquetes para que sus niveles volvieran a la normalidad.

“Definitivamente parecían muy aliviados”, dijo después de que los descubrieron y les ofrecieron suministros. “Habían perdido la noción de qué día exactamente era”. Según Dougherty, a los náufragos los cocos los mantenían hidratados y con la carne de caracoles y ratas pudieron alimentarse. Podría haber sido peor si no hubieran encontrado palmeras o si hubiera hecho más calor. “Me sorprendió que pudieran sobrevivir por tanto tiempo y sonar tan coherentes”, dijo Dougherty. “La hidratación fue el aspecto más importante”.

A %d blogueros les gusta esto: