Unión Europea aprobará certificado de vacunación por Covid 19


El certificado europeo de vacunación, según el proyecto de reglamento que tiene previsto aprobar este miércoles la Comisión Europea, se expedirá de forma gratuita, los datos deberán aparecer en la lengua oficial del país y en inglés, y tanto en formato digital como en papel deberá contar con un código de barras que permita su lectura. El proyecto, al que ha tenido acceso EL PAÍS, prevé que el certificado pueda ser utilizado para permitir la entrada en un territorio de las personas a las que se haya administrado alguna de las vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Y permitirá que los países de la UE acepten de manera bilateral otras vacunas, lo que podría facilitar el uso de la rusa y de la china.

El proyecto será aprobado, salvo imprevistos de última hora, por la Comisión Europea, apenas tres semanas después de que la cumbre europea del 25 y 26 de febrero diese la luz verde para la creación de un certificado europeo de vacunación. Hasta cinco comisarios de la UE se han implicado en la elaboración del texto, cuyas ramificaciones legales y logísticas abarcan desde la protección de datos sensibles a la necesidad de establecer un marco que permita la interoperabilidad del certificado en los 27 países de la Unión y, a ser posible, con otros sistemas de certificación similares a nivel internacional.

El pasaporte europeo de vacunación, bautizado como Certificado verde digital, no será necesariamente verde ni exclusivamente digital. El artículo 3 del reglamento señala que los Estados miembros podrán expedirlo también en papel. En cualquier formato deberá contar con un código de barras «que permita la verificación de la autenticidad, validez e integridad del certificado», según el proyecto de la Comisión.

El documento se expedirá de forma gratuita y deberá permitir su verificación y lectura en otros países de la UE. El pasaporte permitirá recoger tres tipos de certificados: el de vacunación, el del resultado de un test o el de haber superado la covid-19.

El reglamento señala en su texto preliminar de manera tajante que el certificado «no deberá ser una condición para ejercer la libertad de movimiento». Y especifica que «este reglamento no puede interpretarse como que establece una obligación o un derecho a ser vacunado». El documento de la Comisión precisa que las personas que no hayan podido o querido vacunarse deberán disfrutar de la misma libertad de movimiento que las vacunadas, «sujetas donde sea necesario a pruebas obligatorias o a cuarentenas/autoaislamiento».

El certificado, sin embargo, parece llamado a convertirse en un pasaporte sanitario que franqueará el paso a las personas vacunadas y les permitirá desplazarse por la UE sin necesidad de someterse a restricciones. El reglamento establece que los Estados miembros deberán emitir el certificado a todas las personas vacunadas con alguno de los antígenos autorizados por la Agencia Europea del Medicamento, que hasta ahora son los de BioNTech/Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen.

El certificado también se expedirá para las personas inoculadas con vacunas autorizadas a nivel nacional como han sido la rusa Sputnik V y la china Sinopharm en Hungría o Eslovaquia. Y para las aceptadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A %d blogueros les gusta esto: